¿Periodista autosuficiente o Inspector Gagdet de los medios?

¿Habéis echado una ojeada a mis insignias?. ¿Qué os han parecido?. Creo poder afirmar, sin intención de parecer petulante, que soy una periodista multimedia. Y ahora también, Social Media Manager. Disfruto aprendiendo y creciendo como profesional. Pero a veces dudo y me planteo cuestiones. ¿Nos hemos convertido los periodistas en profesionales autosuficientes o en una especie de Inspectores Gagdet de los medios?, ¿redunda la convergencia periodística en una mejor comunicación o conduce a informaciones menos elaboradas y más baratas?. ¿Es el Community Manager el “hombre orquesta” del siglo XXI?

¿Qué es la convergencia periodística?

En una definición sencilla puedo decir que se trata de integrar en la figura del periodista herramientas, métodos de trabajo y lenguajes antaño separados, dando como resultado contenidos que se distribuyen a través de múltiples plataformas.

Imprimir

Hace ya bastantes años, aún era alumna de la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM, disfruté de una beca en la redacción de la agencia de noticias EFE. No sólo fue mi primer contacto con un gran medio de comunicación, sino también mi despertar a este fenómeno.

Curiosamente fue en este medio, en el que a priori los roles y el reparto de funciones son más evidentes (uno para cada cosa y una cosa para cada uno), donde me encontré por primera vez con la figura del periodista polivalente.

Yo, hasta ese momento muy cómoda en mi papel de redactora tradicional offline, me vi de repente envuelta en un juego de malabares, en el que no sólo debía manejar bolígrafo, cuaderno y grabadora, sino también cámara de vídeo y micrófono. Al llegar a la redacción, debía consultar mis notas, escribir con premura el teletipo, y seguidamente, sin pérdida de tiempo, enfrentarme en un programa de edición de vídeo a las imágenes que yo misma había grabado para intentar salvar unos buenos brutos. Un gran reto para mí, una cuasi-periodista a la que, durante casi 5 años de carrera, no habían tenido la decencia de formar en nada referente a lenguaje audiovisual, grabación o edición de vídeo (¡Por favor!, ¿no se supone que estaba en la universidad para ser comunicadora? ¿A caso sólo se comunica en papel?). He de decir que la Agencia EFE tuvo el detalle de enviarnos a un cursito de 8 horas sobre la materia, providencial pero a todas luces insuficiente. Mientras yo cumplía mi cometido con mayor o menor fortuna (os dejo una pieza de vídeo de mi cosecha de aquel año. Imagen y texto: Cecilia Vega), fueron numerosos los pesos pesados de la redacción, veteranos en el arte del teletipo, que se rebelaron ante las nuevas exigencias.

Para un roto y para un descosido

Howard Tyner, quien fuera director del Chicago Tribune, habla de “proveedores de contenidos”. El periodista ha ido asumiendo nuevas funciones que antes desempeñaban especialistas en esa disciplina. En prensa, ya no sólo escribe, también maqueta. En televisión, hace tiempo que ya es el redactor quien monta su propia pieza de vídeo. Y si además toma fotos, las edita, hace infografías, puede entrar en directo en la radio y un largo etcétera, mucho mejor. La clave está en que una sóla persona recabe la información y la distribuya a través de todos los medios posibles. Es el periodista comodín, aquel que “vale para un roto y para un descosido”. Pero, hoy en día, de nada sirve el comodín si el juego no es también online.

El comodín del juego online

El desarrollo de Internet y de la web 2.0 ha traído consigo la necesidad de que el periodista sepa desenvolverse en el campo del periodismo digital. No se trata de meter en la coctelera televisión, prensa y radio y servirlo en un blog o una web, sino de adaptar el lenguaje al nuevo medio, acatar unas reglas y códigos y relacionarse de una forma muy distinta tanto con las audiencias como con las fuentes. Lo mismo les ocurre a los profesionales de la comunicación y el marketing.

La senda transcurre a través de Internet, de los medios online, de la blogosfera y de las redes sociales. Y si hay una figura que domina bien este campo es la del Community Manager.

social_media_02

Community Manager, hombre orquesta del siglo XXI

¡Compañeros periodistas, aquellos que, como yo, muchas veces os habéis sentido hombre o mujer orquesta, os anuncio que en el campo del community management he descubierto instrumentos y melodías que ni sabía que existían!. Preparaos, el concierto recién va a empezar.

Lo primero que he de decir es que, si bien es cierto que gran parte del trabajo del Community Manager se desarrolla a través de los Social Media y los blogs, no somos “los que llevamos las redes sociales.”. Esto sería una lectura demasiado simplista de un trabajo complejo que consiste en “crear y cuidar las comunidades en torno a las empresas generando contenido de valor, creando conversación, animando a las personas a participar y monitorizando la presencia online de las marcas”, tal y como definen en Aula CM.

Y para ello, debemos manejar tantas herramientas que el mero hecho de enumerarlas agota. (sólo en twitter hay medio centenar). Algunas de las más importantes son Hootsuite, Buffer, SocialBro, Google Analitycs, Google Adwords, Google Alerts y Google Trends, sin olvidar Slideshare, para tus diapositivas,  MailChimp, para el e-mail marketing, y WordPress, como plataforma para blogs y webs. Esto sería lo básico, pero ¿te has parado a pensar en el valor añadido que supone que un Community Manager sepa de vídeo, de diseño gráfico o de fotografía?.

El Community Manager ideal es, en mi opinión, el que suma a las destrezas y conocimientos de base, el manejo de ciertos programas como:

  1. Avid, Final Cut, Premiere, After Effects: edición y postproducción de vídeo.
  2. Ilustrator, Photoshop, Indesign: diseño gráfico, retoque fotográfico y maquetación.
  3. Powerpoint: elaboración de presentaciones.

Y esto sin hablar de tu habilidad como fotógrafo o de tu desempeño delante de una cámara o un micrófono. Todo suma y marca diferencia cuando se trata de compartir contenido de valor online.

Aprendiz de todo, ¿maestro de nada?

Pero -siempre hay un pero-, ¿hasta que punto es bueno que en una sola persona convergan tantos trabajos?. Recurro de nuevo al refranero español para preguntarme ¿aprendiz de todo, maestro de nada?.

Como has visto, los profesionales multi-tarea sabemos navegar en distintos mares y salir airosos. A veces porque tenemos la formación precisa, lo ideal. Otras veces porque, bajo la bandera autodidacta, echamos mano de aplicaciones web gratuitas y de fácil manejo como Piktochart –creación de infografías-, Canva –diseño gráfico- o Picmonkey –edición fotográfica-. Existen además plataformas como Envato, donde por un módico precio podemos comprar plantillas de maquetación, diseños de flyers, logotipos, tipografías, themes para blogs, animaciones en 2D y 3D, ilustraciones de todo tipo, incluso música y vídeo. Y, por último, ¡bienaventuradas las almas caritativas que nos facilitan el trabajo con tutoriales y post del tipo “Cómo hacer esto y esto otro sin ser profesional de ello”. Basta un rápido vistazo a la red para ver que abundan:

PicMonkey Collage

¿Dónde está el límite?. Os invito a leer el post de Ernesto G. Bustamante “13 consejos increíbles para diseñar sin ser diseñador” en el que critica con ironía esta situación, precisamente a partir de un post de título similar de Vilma Núñez, referente indiscutible en el ámbito del Social Media y el Marketing Online.

movil_22

Sucribo punto por punto lo que Ernesto G. Bustamante sostiene en este artículo. A nadie se le ocurriría dar consejos para operar a alguien que no sea cirujano. Sin embargo, diseñadores gráficos, al igual que fotógrafos y editores de vídeo, ven como su trabajo es percibibido por muchos como un hobby que puede hacer cualquiera con cuatro nociones de tecnología y un compendio de consejos. Mi posición al respecto es: si quieres un resultado profesional, déjalo en manos de un profesional, si no, asume las consecuencias.

Bien trabajes en tu marca personal o prestes tus servicios a una empresa o medio, debes ser consciente tanto de tus puntos fuertes como de tus limitaciones. No hay dos trabajos iguales, por tanto habrá que valorar cada uno de forma individual, fijar objetivos y estándares de calidad y determinar hasta donde abarcas tú y cuando recurrir a expertos en determinadas materias. Sí, yo puedo hacer una infografía, tomar una foto o diseñar un logotipo, pero decir que lo haría igual que un diseñador o un fotógrafo sería mentir, insultar y menospreciar a demasiada gente. Al menos por ahora.

inspector gagdet

Te dejo, tengo que seguir puliendo mis insgnias, afinando mis instrumentos, engrasando mis gagdets, preparándome para no quedarme atrás en esta carrera de fondo que es la comunicación. Y sí, lo confieso, hay momentos de frustración y agobio en las que me gustaría contar con un Gadgetocóptero que me salga del sombrero y salir volando. Pero, lástima, no hay hélices por ninguna parte, así que fijo los pies en el suelo y sigo trabajando.

Ahora, volviendo al principio, dime tú, ¿qué opinas?: ¿nos hemos convertido los periodistas en profesionales autosuficientes o en una especie de Inspectores Gagdet de los medios?, ¿redunda la convergencia periodística en una mejor comunicación o conduce a informaciones menos elaboradas y más baratas?, ¿es el Community Manager el “hombre orquesta” del siglo XXI?

forgesauidio

Anuncios

8 comentarios el “¿Periodista autosuficiente o Inspector Gagdet de los medios?

  1. Pingback: II Reunión de Agencias de Marketing Online. Mi resumen. | saraimateos

  2. Se nota que tienes claras las cosas y las comunicas muy bien. Seguramente en el futuro cercano, cuando estés cosiendo tu insignia de diseño ya estarás pensando en la siguiente. Muchas gracias por tu análisis.

    Me gusta

  3. ¡Que cantidad de “skills” tienes! Es asombrosa la metamorfosis a la que te somete la demanda de comunicación, los tiempos avanzan y las formas de comunicación con ellos. Está claro que tú no te vas a desactualizar nunca, ¿cual es la siguiente insignia?

    Me gusta

    • Muchas gracias por leer y comentar. Por el momento estoy centrada en mi faceta de community mánager pero me encantaría, muy pronto, pulir mis insignias de diseño gráfico. Me inteteresa, sobre todo, mejorar en photoshop e Indesign y aventurarse un ilustrador. Piano piano…

      Me gusta

  4. ¡Me encanta el post Cecilia! No se si ya tienes la insignia de redacción de contenidos pero si no es así te la damos ahora mismo jaja. Estoy de acuerdo contigo, creo que cada vez más en profesiones relacionadas con el entorno online se está pidiendo a los profesionales tener un perfil multitarea, pero bueno eso también en “teoría” diversifica las salidas laborales. Un saludo! =)

    Me gusta

  5. Jajaja, muy cierto, tanto chisme nos volverá locos, pero hoy en día es una pena que lo visual se imponga a un artículo bien redactado. habrá que ponerse las pilas.
    muy útil y completo este post.

    Me gusta

Un comentario, una sonrisa. ¡Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: